Patologías

Pérdida de peso y aprender a comer Ralentización del envejecimiento Rendimiento deportivo Patologías

Hipócrates dijo “que tu alimento sea tu medicina y tu medicina sea tu alimento”, ya se dio cuenta de ello hace 2.400 años sin acceso a la evidencia científica de la que disponemos hoy en día para corroborar esa frase.

Muchas de las enfermedades que nos acechan hoy en día en los países industrializados son derivadas de malos hábitos, entre ellos un exceso y una inadecuada alimentación. Corregir esto no solo va a ayudar a prevenir sino a curar, ya que se ataja la causa raíz de la enfermedad. En el organismo, para que todo pueda funcionar se necesitan vitaminas y minerales, además de la función energética, esa es la razón por la que necesitamos comer. Si no solo no le damos los alimentos que nuestro cuerpo necesita sino que además le damos los que le dañan e inflaman, la enfermedad acabará apareciendo y se cronificará. Estas de abajo son ejemplos de enfermedades que o bien se pueden curar totalmente con una adecuada alimentación, o bien al menos mejoran y hacen sinergia positiva con los tratamientos farmacológicos médicos.

  • Digestivas: Crohn, colitis…
  • Diabetes (tipo 2)
  • Cardiovasculares
  • Mentales: autismo, depresión, esquizofrenia…
  • Neurológicas: migrañas, Alzheimer, Parkinson…
  • Cáncer
  • Lipedema
  • Tiroides
  • Autoinmunes: diabetes (tipo 1), artritis reumatoide, celiaquía, lupus eritematoso sistémico (LES), tiroiditis de Hashimoto, inflamatorias intestinales, psoriasis, esclerosis múltiple…